Ruta acueducto pena cortada


  • La preciosa ruta del acueducto de Peña Cortada;
  • Navigation;
  • Seguidores.

Un saludo. Hicimos la del Agua sin problema con él, pero me gustaría asegurarme. La vuelta se hace por el mismo camino?

Las 3 horas es en total con ida y vuelta? Si las haces por separado la del Acueducto se hace desde Calles y la del Agua se hace en Chelva. Un saludo y buen viaje. Por lo que tendréis que comer en Calles o en Chelva. Un saludo y buena ruta.

Ruta: RUTA DEL ACUEDUCTO DE LA PEÑA CORTADA ( Valencia ). Opiniones y consejos.

La ruta que detallamos desde Calles, tiene unos 8 Km. Pero hay otra ruta que llaman la del Agua, que llega hasta Chelva, que tiene sobre unos 14 Km. Ahí puede estar la confusión. Pero lo dicho, la que relatamos e hicimos nosotros tiene sobre unos 8 Km. Esperamos que te guste, un saludo. Y claro, hay que tener en cuenta los kilometros que son para la hora de salida y esas cosas.

En septiembre vamos a ir a hacerla. Algun día coincidiremos en alguna ruta! Encantado de verte por mi blog.

Y como dices, tal vez coincidamos en alguna ruta. En la montaña todo es posible. Seguro que coincidiremos! Hasta pronto. Esta semana volvía por tercera vez a visitar el acueducto de Peña Cortada de Calles s. Foto de grupo antes de salir: Eduardo, Amparo, Paqui, Rafa, servidor y Rafa. A escasos m de la salida llegamos a este cruce señalizado, donde nos desviaremos dirección a la Peña Cortada. Como vemos, este tramo coincide con el GR 7.

CALLES-Túneles PEÑA CORTADA ACUEDUCTO ROMANO CHELVA Y RUTA DEL AGUA Calles

Otros m y el camino gira bruscamente a la derecha pasando sobre este pequeño puente. Siempre siguiendo las indicaciones de Peña Cortada. La mañana se presenta muy buena.

La temperatura es muy agradable y apetece caminar. Desde el camino, tenemos un amplio panorama frente a nosotros.

CONVERSACION

De todo lo que podemos ver, nos quedamos encantados con la contemplación del pico Ropé que también visitamos en marzo del año pasado: Pico Ropé. Que esto no se ve todos los días. De los otros cuatro ya no quedan restos. Seguimos caminando hasta llegar a una explanada donde vemos un panel explicativo del acueducto romano y unas palas direccionales. Hasta este punto se puede llegar en coche desde Chelva, pero mi recomendación es llegar hasta aquí a pie, ya que es un agradable paseo. En este panel encontramos información sobre este acueducto.

En este punto y antes de continuar nuestro camino por el PR, nos dirigimos por la variante de la rambla, que se inicia junto al panel informativo, para visitar el acueducto desde su base. Este tramo avanza por la rambla, entre abundante vegetación. Pasa junto a una presa de prevención de avenidas y en su tramo final salva unos pasos complicados con sendas escaleras de madera que facilitan el paso hasta la base del acueducto. Pasamos junto a esta presa de prevención de avenidas.

Ha valido la pena llegar hasta aquí para contemplar esta espectacular imagen. Hemos ido y vuelto en un cuarto de hora. Volvemos sobre nuestros pasos y continuamos el camino subiendo por una senda que nos va a llevar en breve a la parte superior del acueducto que salva el barranco de la Cueva del Gato. La senda asciende suavemente y nos eleva sobre la rambla, hasta alcanzar el nivel superior del acueducto.

Apreciamos que se cuida este PR en ejemplos como el de la foto, en el que vemos como se han preocupado de salvar este desprendimiento colocando unos escalones que lo salvan por la derecha. Y, por fin, llegamos a este pedazo de monumento. No podemos evitar hacernos aquí otra foto.

Premio CUMBRE DE ORO

Se desconoce el trazado total del acueducto así como su punto de destino. Desde la parte de arriba contemplamos, no sin cierto nerviosismo por la altura, el fondo del barranco desde donde lo contemplamos desde su base minutos antes. Ahora la ruta transcurre por una parte del acueducto excavado en la roca. Un tramo también espectacular. Pudimos comprobar in situ que sigue cumpliendo perfectamente con la función para la que fue construido: El canal tenía agua en este tramo, a pesar de la sequía que padecemos, y que pudimos salvar sin mojarnos demasiado pisando encima de las piedras que jalonaban el camino.

Salimos del tramo de conducción excavada en la roca y empezamos a descender un poco hasta llegar a un mirador. En las dos veces anteriores que estuve aquí, hace ya algunos años, no se apreciaban estos trabajos. Tramo de acueducto excavado recientemente. Y llegamos a este mirador con vistas excepcionales sobre la Peña Cortada. Desde el sendero vemos el trazado que sigue el ramal de la rambla de Alcotas así como un segundo mirador sobre el mismo, con otra caseta de información.

Mientras descendemos vemos también desde el segundo mirador, en la pared rocosa, los agujeros que iluminan el tramo de conducción excavada en la roca. Nosotros decidimos seguir por la variante de la rambla para descender por ella a través de un bonito sendero muy bien acondicionado.

Este tramo de sendero es muy bonito y espectacular. Un puente de madera cruza la rambla a la otra parte. Cruzando la rambla en fila india. El sendero va descendiendo hacia el cauce y lo cruza en este punto.

Ruta por Peña Cortada y su acueducto

El camino pasa junto a la fuente del Sapejo. En esta intersección se junta el ramal que viene de Torre Castro y que nosotros hemos dejado para otra ocasión. En este punto el camino pasa bajo el viaducto de la carretera, antes de entrar en Calles. Entramos a Calles por le barrio de la ermita. Al otro lado del río, Calles se solaza. Desembocamos en la ermita de Santa Quiteria. En esta curva cruzamos con cuidado la carretera para dirigirnos al lecho del río Tuéjar.

Desde la orilla del río, frente a nosotros, contemplamos la población dominada por la torre de la iglesia. En este punto vamos a abandonar el PR-CV 92, que se dirige a Chelva por el Llano de Villanueva, para caminar junto al río Tuéjar por la denominada Ruta del agua que une estas dos poblaciones. El Remedio sigue siendo un referente en todo momento.

Su espectacularidad es indiscutible. Letreros como el de la imagen nos confirman que llevamos el camino adecuado. El río baja con algarabía y esa alegría nos contagia. Bellos ejemplares de distintas especies jalonan el recorrido. En este caso un algarrobo llama nuestra atención. Luego se torna de tierra y acaba convirtiéndose en un sendero hasta llegar a Chelva. El camino pasa junto a este corral.

admin